ALPINISMONLINE SPACE

La NASA lanza con éxito la Parker Solar Probe

Logrará el mayor acercamiento a la estrella en la historia, a solo seis millones de kilómetros

Alpinismonline Space | Redacción Alpinismonline Domingo 12 de Agosto de 2018 - 09:10 865 | 0




121





Fotografías y fuente Space.com



Foto de portada: El cohete United Launch Alliance Delta IV Heavy que contiene la Parker Solar Probe en los días previos al lanzamiento (Foto NASA)


Una misión histórica y audaz para investigar algunos de los secretos más profundos del sol está en marcha.

La Parker Solar Probe de la NASA despegó esta mañana (12 de agosto) a las 3:31 a.m. EDT (0731 GMT) desde una plataforma en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, su poderoso cohete United Launch Alliance Delta IV Heavy tallando un arco de llama naranja en el cielo antes del amanecer.

Si todo va según lo previsto, Parker Solar Probe terminará viajando más rápido que cualquier otra nave espacial, y realizando un acercamiento sin precedentes al sol; de hecho, volará a través de la atmósfera exterior de nuestra estrella, conocida como la corona. Y las mediciones que hará la sonda revelarán ideas clave sobre el funcionamiento interno de nuestra estrella que han eludido a los científicos durante décadas.

La Parker Solar Probe de la NASA despegó desde Cabo Cañaveral, Florida, en un cohete Delta IV de la Alianza United Launch Alliance el 12 de agosto de 2018, a las 3:31 a.m. EDT (0731 GMT).

"Va a ser absolutamente fenomenal", dijo el director científico de la NASA, Jim Green, "Hemos querido hacer esto durante 60 años, desde que Eugene Parker se levantó y dijo: Creo que el sol está desgastando´.




Momento del lanzamiento, antes del amanecer del domingo 12 de Agosto de 2018 en Cabo Cañaveral (Foto NASA)

Esa predicción fue recibida con mucho escepticismo en la década de 1950, pero el tiempo demostró que Parker, un astrofísico pionero de la Universidad de Chicago, estaba en lo cierto. Ahora sabemos que la desgasificación es el viento solar, la corriente de partículas cargadas que fluye constantemente desde el sol. Y Parker, quien cumplió 91 años en junio, se convirtió en la primera persona viva en tener una misión de la NASA que lleva su nombre.

Algunas Fotos de Parker y una copia digital de su influyente papel de viento solar de 1958 están volando en la recién lanzada nave espacial, a bordo de una tarjeta de memoria que también lleva los nombres de más de 1,1 millones de personas.

El lanzamiento estaba programado inicialmente para el 31 de julio, pero varios problemas técnicos hicieron posponerlo hasta ayer 11 de agosto, cuando nuevamente debió ser interrumpido por una alarma de presión de helio gaseoso a menos de 2 minutos antes del despegue programado.

Nuestra misteriosa estrella

El viento solar es muy rápido, y oscila entre 1,45 millones y 2,9 millones de km / h) al alcanzar la órbita de la Tierra. Pero las partículas se encuentran casi inmóviles en la superficie solar, dijo el científico de la misión de Parker Solar Probe, Adam Szabo, que trabaja en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland.

"Algo sucede en la corona donde pisotea el acelerador y dispara a velocidades supersónicas”.

Pero los científicos no están seguros de qué es ese "algo". Lo mismo es ampliamente cierto para las partículas energéticas solares (SEP), incluso las manchas de movimiento más rápido que se asocian con erupciones solares y gigantescas erupciones de plasma llamadas eyecciones de masa coronal. No está claro exactamente cómo los SEP, que pueden representar una amenaza para los astronautas y causar estragos en el software de la nave espacial, logran energías tan tremendamente altas, dijo Szabo.




La Parker Solar Probe en su máxima expresión (Imagen NASA)

Y la corona en sí misma es profundamente misteriosa. Las temperaturas varían 1 millón a 3 millones de grados Celsius en promedio.

Esto no tiene sentido, al menos no de forma intuitiva.

"Se esperaría que las cosas se enfriaran" a medida que aumenta la distancia de la acción de fusión nuclear, dijo Szabo. "Esta es una de estas grandes incógnitas: ¿Qué está pasando allí?"

El campo magnético increíblemente poderoso y el movimiento convectivo aparentemente trabajan juntos para generar la energía que impulsa estos fenómenos, dijo Lika Guhathakurta, científico principal del programa de nuevas iniciativas en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley y ex líder de Living with a Star de la agencia espacial.

"Pero cómo traes esa energía a la superficie y la propagas es el desafío", dijo Guhathakurta, "Y es por eso que tenemos que ir allí y medirlo".

Besando el Sol

Eso es exactamente lo que hará la Parker Solar Probe. Durante los próximos siete años, la misión de $ 1.5 billones de dólares realizará 24 sobrevuelos cercanos al sol, llegando a solo 6.16 millones de km de la superficie solar en su punto más cercano, mucho más cerca que el poseedor del récord anterior, la nave espacial Helios 2 estadounidense, que se se acercó a 43 millones de km en 1976.

Durante esos acercamientos, el primero de los cuales ocurrirá a principios de noviembre, la poderosa gravedad del sol acelerará la sonda solar Parker a velocidades máximas cercanas a 690,000 km/h. Eso borrará la marca de 265,000 km / h, que fue establecida por la sonda Juno de la NASA durante su llegada a Júpiter en julio de 2016.

Los encuentros se acercarán cada vez más a medida que pase el tiempo, la Parker Solar Probe reducirá gradualmente su órbita elíptica de aproximadamente 150 días terrestres a 88 días terrestres, utilizando siete sobrevuelos de Venus con ayuda de la gravedad.

Las condiciones en cada acercamiento serán extremas; la sonda solar Parker tendrá que resistir aproximadamente 500 veces la carga de radiación solar que experimentamos en la Tierra. Y el lado que mira hacia el sol de la nave espacial se calentará a unos 1.370 grados C.

Para lidiar con el calor, la sonda de energía solar está equipada con un escudo de 2.3m de ancho y 11.4 centímetros de espesor, hecho de material compuesto de carbono avanzado, que mantendrá a la mayoría de los experimentos científicos de la nave espacial a una temperatura confortable de 29 grados centígrados.

Estos instrumentos medirán, entre otras cosas, los campos y las ondas eléctricas y magnéticas del sol; observar partículas supereérgicas en la atmósfera solar y más allá; contar y caracterizar partículas de viento solar; y fotografíar la corona y las regiones internas de la heliosfera (la burbuja gigante de plasma solar y campos magnéticos que se extiende mucho más allá de la órbita de Plutón).

"¿Cómo podemos entender los sistemas estelares si no entendemos la estrella de al lado?" Dijo Szabo.

Tal información también podría ayudar a la humanidad a ingresar al sistema solar, dándonos el conocimiento que necesitamos para dejar atrás el campo magnético protector de nuestro planeta, dijo Guhathakurta.

"No va a haber vuelta atrás después de esta misión", concluyó.



El administrador asociado de la NASA Science Science Mission, Thomas Zurbuchen, el astrofísico solar Eugene Parker y el presidente de United Launch Alliance, Tory Bruno, frente al cohete que llevará la sonda solar Parker al espacio. (Foto NASA)



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=11098
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=11098




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios