Expediciones

INVERNAL POLACA AL K2

¡FELIZ PRIMAVERA!: El saludo de Denis al retirarse del campo base

Les contamos los pormenores del intento de Denis y las últimas horas vividas antes de abandonar BC. Una mención también para Alex Txikon y su intento al Everest

Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline Jueves 1 de Marzo de 2018 - 11:07 1101 | 0




93


Antes de abandonar el campo base, Denis Urubko hizo un breve contacto con Internet y allí, a través de las redes sociales, contó algunos pormenores de su ascenso en solitario. Fueron algunas breves consideraciones. Lo importante quedará para cuando llegue a Skardu, localidad hacia donde se está dirigiendo en estos momentos en trekking.

Denis dijo que su salida hacia arriba se inició el sábado por la mañana, después del desayuno, cuando reunió algunos pertrechos, no demasiadas cosas ya que los campos de altura estaban equipados, y sin decir nada partió.

A su llegada al C1 se encontró con Marcin Kaczkan y Maciej Bedrejczuk quienes le ofrecieron un radio para comunicarse con Wieliki, pero Denis se negó y de inmediato siguió su camino, comentando a ambos escaladores su intención.

Sin tienda de campaña comienza con el ascenso pasando esa noche seguramente resguardado en algún vivac para llegar el domingo a los 7200m donde cava un hoyo en la nieve y pernocta en ese lugar.

A las 3.30 de la mañana Denis comienza con el ascenso bajo una extrema amenaza de avalancha y en condiciones climatológicas muy desfavorables, logra alcanzar los 7600m cuando se desata una fuerte tormenta.

Alli Denis dice que se desprende un puente de hielo y cae en una grieta de 5m de profundidad de la cual puede salir tomando en ese momento la decisión de abortar el intento y regresar con visibilidad cero.

Luego, la historia conocida, su regreso al campo base y un sarcástico ¡Feliz Primavera! al abandonar el mismo con destino a Skardu.

 

¿Como sigue la expedición polaca?

La situación en la expedición invernal polaca al K2 es realmente incierta. Luego del abandono de Denis Urubko, solo Adam Bielicki cuenta con una aclimatación por encima de los 7000m, el resto de los integrantes no ha superado los 6700m.

Cuesta creer realmente que luego de dos meses de expedición, este sea en estos momentos un factor casi determinante.

No obstante, las condiciones climáticas no serán del todo buenas para los próximos días, lo que será un agravante sin lugar a dudas para continuar con el desarrollo y poder completar esa aclimatación por parte de otros miembros del equipo a excepción de Bielicki.

La ventana de buen tiempo está pronosticada a partir del próximo martes 6 de marzo. Allí las condiciones mejoran considerablemente por encima de los 7000m con vientos leves para un plazo de al menos 48 horas.

La pregunta que surge entonces es: ¿Estarán los polacos en condiciones de completar la aclimatación de al menos uno o dos integrantes más?

Y la otra gran pregunta que cae de maduro bajo toda esta situación que se está viviendo: ¿Cuánto interés sigue teniendo la expedición luego del abandono de Urubko, que sin lugar a dudas se constituyó en el gran protagonista de la misma a lo largo de estos dos meses?

 

Alex Txikon de vuelta a casa

Hace pocas horas, primero Sadpara y luego el propio Alex decidieron dar por finalizada la expedición invernal al monte Everest.

Una decisión que más allá del propio vencimiento de los permisos, coincide con el “invierno meteorológico” que tanto defiende Denis Urubko. Una nota importante a tomar en consideración.

De todo esto podemos destacar el enorme esfuerzo de Alex que lleva ya dos años consecutivos intentando acceder al mayor de los ochomiles en la temporada fría, habiendo superado los 7000m en esta nueva empresa.

Pero lo destacable precisamente es eso. Sabemos que la ruta del Everest no es la misma a la del K2 por su complejidad. Pero esos trescientos metros más que cuenta la montaña son decisivos aunque no lo parezca, en una temporada invernal donde evolucionar cada metro es una tarea titánica. De allí lo destacable para Alex Txikón y Cia, quienes sin grandes pompas y despliegues llegaron a donde llegaron en un ochomil muy complejo para el invierno, habida cuenta que fue logrado en solo una oportunidad hace más de treinta años, y fue precisamente porque se trataba del Monte Everest.

Ahora Alex deberá poner sobre la mesa todas estas experiencias, analizar lo hecho en esta temporada, ver si se justifica un nuevo intento el año próximo o sino ver si algún otro será el destino. Todas estas situaciones nutren de experiencia, seguramente Alex las habrá asimilado.



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=10925
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=10925




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios